CUIDADOS DE UN PERRO RECIEN NACIDO

Un cachorro recién nacido es un animal que amerita



CUIDADOS DE UN PERRO RECIEN NACIDO

 

Un cachorro recién nacido es un animal que amerita de mucha atención por ser muy frágil y delicado. Un perro recién nacido necesita de unos cuidados especiales en sus primeras semanas de vida, lo que incidirá de manera definitiva en su desarrollo futuro.

Desde el momento en que nacen, los cachorros deben recibir su primer chequeo médico para comprobar su estado de salud, asegurándonos que no presentan ningún problema y que los mismos se encuentran fuertes y sanos.

Los primeros tres meses son los más importantes en la vida de un cachorro, y es donde debemos estar atentos al comportamiento de los cachorros y a la forma de comportarse de la madre y de la forma que ésta interactúa con sus crías.

En las tres primeras semanas los cachorritos están ciegos y sordos, tienen poca movilidad y dependen mucho de sus madres y también de sus dueños, ya que son iguales a los niños humanos que desde el momento de nacer requieren de muchos cuidados para que puedan tener un óptimo desarrollo.

 

RECOMENDACIONES PARA EL CUIDADO DE PERRITOS RECIEN NACIDOS

Estas son algunas de las precauciones y recomendaciones que se deben tener con cachorritos de perro una vez han nacido:

  • Percatarse del estado general de los cachorros: Se debe observar la condición física de cada uno de los cachorros, observar si pueden moverse bien o si presentan alguna dificultad. mostrar mucha atención a la forma como están respirando, si respiran correctamente o les cuesta hacerlo, qué tan frágiles, pequeños y delgados son y hacer comparaciones entre todos los cachorros. y lo más importante es la relación que muestran con la madre.

 

Los cachorros al nacer tienen los oídos y los ojos cerrados, no caminan, prácticamente no se mueven y cuando lo hacen reptan. Su único movimiento es en busca de calor y lo hacen con las patitas delanteras.

 

  • Cuidar del peso de los cachorros diariamente: Hay que ser muy cuidadosos con el peso de cachorros recién nacidos, hay que pesarlos desde el primer día y anotar en una tabla su peso. Debemos procurar que el cachorro reciba la cantidad de alimento suficiente de acuerdo con su crecimiento para que estos puedan tener un desarrollo correcto. lo ideal es que tengan un aumento diario de un 10% de su peso.

 

  • Su Lugar de descanso debe ser apropiado: Se debe tener mucho cuidado que el lugar donde se encuentre la madre con sus cachorros sea el más adecuado y confortable posible, teniendo mucho cuidado de que la humedad de la habitación se encuentre entre un 55% y un 65%. Para que de esta manera no se deshidraten los cachorros. además, se deben ubicar en un lugar en la casa donde no sean molestados, y puedan estar resguardados del sol y la lluvia.

 

  • Procurar darles una temperatura adecuada: El lugar donde se encuentren los cachorros debe tener una buena ventilación, pero sin corrientes de aire, con una temperatura agradable de más o menos 28 grados. Se debe procurar que los cachorros no estén expuestos al piso descubierto, ya que una baja temperatura en especial de noche puede tener consecuencias fatales en los cachorros.

 

  • alimentación adecuada: En las primeras semanas de vida de los cachorros, la leche de la madre les proporcionará el calostro que les aportará grasas, inmunoglobulinas, proteínas, carbohidratos y agua. El calostro no es leche propiamente dicha todavía, pero a través de ella los cachorros es que reciben anticuerpos para que se puedan defender de enfermedades.

 

  • Suplementar la alimentación materna: A partir del mes de nacidos los cachorros, la leche de la madre comienza a ser deficiente, mientras las necesidades alimentarias de los cachorros van en aumento, por lo que se le puede comenzar a dar papillas o alimento especial para cachorros que le puede recetar su veterinario.

Se le pueden poner a remojar pequeñas cantidades de alimento para cachorros en agua tibia para que se ablanden y las puedan digerir más fácil y así comenzar a complementar su dieta, ya que para esta etapa no será suficiente la leche de la madre.

 

  • Atentos a la desparasitación y vacunación: Debes acudir con el veterinario para que este te fije un calendario de desparasitación y vacunación para cada cachorro y no debes faltar a ninguna de las fechas que te sean indicadas.

 

  •  Una buena socialización del cachorro: Si deseamos que los cachorros se desarrollen sanos y felices, hay que observar y prestarle atención a cómo se comportan entre ellos e interactúan con otros perros, con el mundo exterior, con las personas y con sus dueños.

 

Los expertos manifiestan que desde el momento que nacen es positivo que los cachorros se mantengan en contacto con sus hermanos y con su madre hasta que alcancen las 12 semanas de vida, ya que de esta manera aprenderán a relacionarse y a adquirir conductas propias de los perros, para que posteriormente vayan creando la suficiente confianza para valerse por sí mismos

  • Cumplir con las visitas al veterinario: Aparte de las visitas que debes hacer al veterinario para la desparasitación y vacunas de los cachorros, debes procurar llevarlos también cuando se les presente diarrea, secreción nasal, vomito, tos, estornudos, deje de comer, este depresivo, pierda peso o cualquier otro signo de enfermedad ¡El llevarlo a tiempo a un veterinario puede salvarles la vida! Y aún más si todavía están pequeños.

Recuerda que ante cualquier síntoma o comportamiento extraño del cachorro hay que acudir al veterinario de manera inmediata, ya que el cachorro por su débil sistema inmunitario, sus posibilidades de sobrevivir son limitadas si no recibe tratamiento a tiempo.

POSTEADO: Martes 01 de Agosto, 2017